Analítica web
Reflexiones sobre madurez digital, datos y tecnología

KPI’s principales en el análisis de una campaña de email marketing

Se lee en 2 minutos

Cuando las empresas se meten de lleno en el planteamiento y desarrollo de una estrategia de email marketing, suele ser habitual obviar la parte de análisis y retroalimentación de ésta, llevándose a cabo los cambios casi a ojo, sin fundamentación en los datos.

Para que esto no llegue a pasarte, desde Merkle | DIVISADERO te recomendamos algunos KPI’s considerados esenciales a la hora de analizar los resultados obtenidos con tu estrategia de email.

Open Rate o Tasa de Apertura

En pocas palabras, esta tasa indica el nivel de apertura de tu campaña de email. A través de ella, podrás conocer el interés que los suscriptores tienen en los emails que envías, así como la efectividad e impacto de los asuntos (subjects) que eliges para cada uno de ellos.

Algunos consejos para incrementar este ratio: incluir asuntos que llamen al suscriptor a abrir el email, incluir emojis, probar diferentes horas y días de envío, etc.

Click Through Rate o CTR

Este indicador representa el interés o no del usuario en el contenido del email una vez que ha abierto este. Por norma general, toda estrategia de email se basa en incentivar que el usuario interactúe con el contenido, por lo que medir si esto ocurre o no y la frecuencia es algo crucial para mejorar el engagement con tus suscriptores.

Algunos consejos para generar una mayor interacción tras la apertura: ofrecer un mayor número de elementos en los que hacer click, mejorar los CTA’s (elementos de llamada a la acción) así como la ubicación de los mismos, mejorar la segmentación de las listas de email, etc.

Tasa de incremento de suscriptores

Aunque el desarrollo y planteamiento de la estrategia de email es importante, no podemos obviar la importancia de hacer crecer la lista de suscriptores. Además, evaluar su evolución determinará cuán interesante es tu empresa para ese público objetivo que intentas alcanzar.

Algunos consejos para incrementar esta tasa: incluir ofertas interesantes que inciten a los usuarios de tu web a suscribirse a la newsletter, ofrecer ebooks etc.

Tasa de Rebote

Esta métrica tan conocida en el aspecto web del negocio, es aplicable también a la estrategia de email marketing, aunque con un enfoque un tanto diferente. En este caso, existen dos tipos de rebote: leve y duro.

Rebote leve: sucede cuando, por alguna razón temporal, el suscriptor no tiene acceso al email que le hemos enviado. Esto puede darse, por ejemplo, porque el suscriptor tiene la bandeja de entrada del email llena o porque existen problemas en el servidor.

Rebote duro: cuando este tipo de rebote sucede, el email nunca es entregado al suscriptor. Puede darse por razones varias, como un email incorrecto o cuando nos determinan como email spam. Es importante eliminar a estos suscriptores, ya que los proveedores de servicio de Internet utilizan esta tasa como determinante del nivel de reputación de la compañía.

Ratio de Conversión

Por medio de este ratio, podremos determinar cuán efectivas son tus estrategias de emailing para el negocio en términos de conversión. Por norma general, lo que se suele medir como conversión en este tipo de estrategias es la solicitud de información o consulta, la solicitud de una muestra, prueba o demo del producto (o servicio), etc.

Para mejorarlo, es imprescindible trabajar en los KPI’s anteriores, es decir, que los usuarios abran el email, interactúen y se interesen por aquello que les cuentas.

En definitiva, si estás en el proceso de planteamiento de una estrategia de email marketing, no te olvides de incluir el análisis como un punto más dentro de ésta, así como la retroalimentación de los resultados obtenidos.

¿Quieres conocer más términos digitales? Echa un vistazo al Lexicograma de Merkle | DIVISADERO, un diccionario donde recogemos aquellos conceptos que pueden ser útiles en tu día a día como profesional de digital 😉


*Fuente de la imagen destacada: Unsplash

Escribe tu comentario

tres × uno =

Navegar