Analítica web
Reflexiones sobre madurez digital, datos y tecnología

Asistentes virtuales, llega la revolución de las búsquedas por voz

Se lee en 3 minutos

En 1983 Ridley Scott dirigió el film Blade Runner, el cual estaba basado en un futurista año 2019, donde los humanos convivían con unos androides sofisticados llamados NEXUS 6 –conocidos como los “replicantes“– superiores en fuerza e inteligencia a los humanos.

El 2019 ya está aquí y no hay rastro de estos androides, “nada más lejos de la realidad” pero se han colado en nuestro hogares los asistentes digitales como Google Home y Amazon Echo, y en nuestros móviles y ordenadores los asistente de voz como Siri, Cortana, etc.

En los siguientes minutos vamos a intentar ver cómo nos afectarán las búsquedas por voz y cuáles serán sus implicaciones.

Los asistentes digitales podríamos definirlos como pequeños altavoces que se sincronizan con todos los smartphones y dispositivos inteligentes que se tengamos en nuestro hogar y la forma de comunicarnos con ellos será mediante la voz.

Ya empiezan a aparecer algunas estadísticas y previsiones sobre uso, cada vez mayor, de voice search en nuestro día a día, tal como indica en el siguiente artículo MIKE JEFFS y del cual os extraigo algunos datos bastante interesantes:

  • “El 40% de los adultos ahora usa la búsqueda por voz una vez al día”, según Location World.
  • “Cortana ahora tiene 133 millones de usuarios mensuales”, según Microsoft / Tech Radar.
  • 1 de cada 5 adultos en línea han utilizado la búsqueda por voz en su teléfono móvil en el último mes”, según Índice Web Global.
  • “El 50% de todas las búsquedas serán búsquedas de voz para 2020″, según Comscore.
  • “Alrededor del 30% de las búsquedas se realizarán sin una pantalla para 2020”, según Mediapos.
  • “Estimamos que habrá 21,4 millones de altavoces inteligentes en los EE. UU. para 2020″ , según Activate.

Esto me lleva a pensar en la forma en que interactuamos con estos dispositivos a través de la voz, utilizando un lenguaje más natural para comunicarnos. Las búsquedas serán más intencionales (quiero, dime, necesito) a la vez que aumentarán también las búsquedas informacionales, aquellas en las que buscamos información del tipo que sea (una noticia, síntomas de un tipo de enfermedad, horarios, etc).

Por ello deberemos optimizar nuestras estrategias SEO y SEM, sin olvidarnos de la implicación que tendrá en el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) la utilización de estos asistentes digitales.

Implicaciones SEO:

Como hemos dicho antes gran parte de las búsquedas serán informacionales con lo que tendremos que adaptar nuestro contenido para que Google nos seleccione como la mejor opción para mostrar al usuario.

En las búsquedas por voz toma relevancia la posición cero que es el resultado que muestra Google en las SERPs y que contiene la solución a la consulta o petición del usuario para la cual el asistente virtual nos leerá el resultado obtenido.

El efecto negativo puede darse que, aunque aparezcamos en la posición cero, hay altas probabilidades de que el usuario no viste nuestro site, pero el asistente siempre indica la fuente de la que obtiene el resultado, con lo que una buena estrategia de branding puede ser la solución a este efecto negativo.

Por lo que tendremos que:

  • Tener un enlazado de calidad y autoridad.
  • Adaptar nuestro contenido para cubrir la mayor parte de los resultados.
  • Trabajar con mayor atención la keyword Long Tail.
  • Optimizar la velocidad de carga de página.
  • Mobile First Index, nueva forma de indexación de Google en la cual tendrá más relevancia la versión móvil de nuestro sitio web y la posicionará en función de la experiencia que el usuario tenga con ella (velocidad de carga, usabilidad y contenido).

Implicaciones SEM:

En este apartado solo me surgen dudas tales como:

  • ¿Cuáles serán las reglas del juego para aparecer en la posición cero de Google como resultado de búsqueda de pago?
  • ¿Pujaremos por keywords intencionales y el tono de voz en las que se les dé un valor monetario a los diferentes estados de ánimo del usuario, como por ejemplo, que indique una necesidad inmediata?
  • ¿Cuál será la gestión para que en estos dispositivo todos puedan tener su skill tal como ha hecho la compañía de comida a domicilio Just Eat, del cual os dejo el enlace a la noticia “Ya es posible hacer un pedido a Just Eat por voz a través de Alexa” ?
  • O simplemente se tratará de negociar acuerdos.

Y por último la privacidad, cómo afrontarán los creadores de estos dispositivos el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR).

Como hemos dicho antes estos asistentes digitales formaran parte del mobiliario de nuestra casa conectados con todos nuestros dispositivos personales y con un potencial de recolectar datos sobre nuestros hábitos, intereses e incluso nivel económico en base a consumo energético véase Internet of Things (IoT) conectados (Alarmas, cámaras, reguladores de temperatura, bombillas inteligentes, etc).

Con este nuevo potencial Google no solo tendrá datos a nivel personal sino también a nivel familiar, ¿Qué hará el Google con toda esta información?, creo que a medida que esta nueva tecnología forme parte de nuestro día a día seguramente mediante algoritmos predictivos el gigante será capaz de enviarnos recomendaciones de productos y servicios antes de que nos demos cuenta de que los necesitamos.

Y tú ¿cuál crees que será el escenario al que nos enfrentaremos teniendo estos pequeños “replicantes” en nuestros hogares?

Escribe tu comentario

veinte − 6 =

Navegar