Analítica web
Reflexiones sobre madurez digital, datos y tecnología

APIs 2.0 de Adobe Analytics

Se lee en 3 minutos

La fuerza con la que ha entrado Analysis Workspace de Adobe en nuestro día a día es innegable. Su potencia, versatilidad y facilidad de uso ha hecho que crear informes complejos deje de causarnos quebraderos de cabeza y que nos olvidemos de lo que es navegar por interminables menús.

Pero en este post no vamos a hablar de Analysis Workspace, sino de lo que ha hecho posible su creación: las nuevas Analytics 2.0 APIs de Adobe. Estas APIs, ya integradas en el sistema Adobe I/O, están pensadas para ser usadas de una forma rápida y sencilla. Y, sobre todo, son importantes porque necesitaremos hacer uso de ellas si queremos obtener los mismos datos que muestra Workspace.

Principios y ventajas respecto a anteriores versiones

Las Analytics APIs 2.0 de Adobe salieron a la luz en octubre del año pasado, aunque de momento solo incorporan las funcionalidades de reporting y segmentación. Esto significa que si se desea usar la API de Administración o la API de inserción de datos se debe continuar utilizando la versión 1.4. Su principal diferencia respecto a las anteriores versiones es que hacen uso del sistema Adobe I/O, el mismo que utilizan las APIs de otros productos de Adobe, lo que permite combinarlas con ellas de una forma más sencilla. Además, este sistema es totalmente REST, eliminando el modelo de peticiones en cola para devolver datos y, por tanto, simplificando notablemente la interacción con ellas. Es decir, desaparece la necesidad de hacer una petición inicial para poner en cola el informe, para luego consultar, con una periodicidad de segundos, si está disponible .

En cuanto a su funcionamiento, las nuevas APIs están pensadas para trabajar con peticiones muy pequeñas a las que se les da respuesta muy rápido. Esto se opone a la metodología de las APIs 1.3 y 1.4, donde las peticiones eran mucho mayores y las respuestas podían tardar hasta días.

Un ejemplo de esto sería usar la API de reporting para recuperar los datos de una dimensión principal, cruzada por otras dimensiones y con varias métricas. Si se usaran las APIs anteriores, habría que hacerlo en una única petición, cuyo tiempo de respuesta variaría en base al número de datos devueltos, pudiendo tardar minutos, horas o días. Sin embargo, con la API 2.0 de reporting, se haría una petición que devolvería solo los valores de la dimensión principal y luego, por cada valor devuelto, se generarían peticiones en paralelo que recuperarían cada cruce de estos por otra dimensión. Esto resultaría en un menor tiempo para recuperar la información.

Y es precisamente en la parte de los cruces entre dimensiones donde radica una de las grandes ventajas de usar la API 2.0 de reporting: se pueden realizar todos los que se deseen, mientras que antes el límite era de cuatro. Por el contrario, a día de hoy esta API no proporciona funcionalidades para recuperar dato real time, por lo que si se necesita ese dato, tendrían que seguir usándose las APIs anteriores.

Autenticación

En cuanto a la autenticación en las Analytics 2.0 APIs, se puede hacer mediante cliente OAuth o mediante cliente JWT. Esto también difiere de las versiones anteriores, ya que no es posible conectarse usando el Shared Secret generado desde Adobe Analytics. A continuación podéis ver sus principales características:

  • OAuth: Orientado a aplicaciones utilizadas por usuarios finales, ya que requiere una autenticación manual. Esta generará un token con una expiración de 24 horas y, pasado ese tiempo, el usuario deberá volver a autenticarse. Se debe crear inicialmente un cliente OAuth en la consola de Adobe I/O.
  • JWT (JSON Web Token): Orientado a aplicaciones programadas para consultar periódicamente las APIs. Los tokens de autenticación se pueden generar de nuevo de forma programática antes de que caduque el anterior.

Best practices

Por último, os dejamos unas pequeñas recomendaciones a la hora de utilizar las APIs 2.0:

  • Hacer muchas peticiones pequeñas en lugar de peticiones grandes.
  • Pedir el dato una vez y cachearlo.
  • Si se usa la API de reporting, hacer peticiones de datos recogidos al menos hace 30 minutos.
  • Si se usa la API de reporting, consolidar el dato recuperado e ir incrementándolo, en lugar de volver a pedirlo por completo.

Y vosotros, ¿habéis utilizado las nuevas APIs?, ¿qué os parecen?

Escribe tu comentario

cinco × tres =

Navegar