Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

AMP o el porqué de cuestionar una moda

Se lee en 2 minutos

En los últimos años ha empezado a tomar fuerza en el mercado este tipo de contenido web orientado a dispositivos móviles.

Uno de los principales propósitos de esta tecnología es mejorar la velocidad de carga de las páginas y con ello la experiencia de usuario final. Para ello, Google lanzó en 2015 su proyecto Accelerated Mobile Pages, basado en AMP HTML, un nuevo formato abierto con licencia Apache.

Al mejorar la velocidad de carga de la página, (entre un 15% y un 85% según indica el propio Google) también se mejora el posicionamiento SEO, ya que este KPI es uno de los indicadores básicos de posicionamiento de Google (más si cabe desde los cambios de algoritmo que ha llevado a cabo la empresa durante este 2018).

Además de mejorar el posicionamiento SEO, cualquier contenido AMP aparecerá antes del resto de resultados, ya que un carrusel con una imagen precargada se verá de manera inicIal en la página de resultados de Google por delante de cualquier otro resultado no AMP.

Visto esto, parece claro que AMP nos ofrece grandes ventajas, lo cual no es erróneo, sin embargo, es importante tener en cuenta que todo esto se consigue utilizando componentes específicamente desarrollados para este fin y, por tanto, con ciertas limitaciones (por ejemplo, la carga de Javascript completo solo es posible en iFrames, los cuales nunca tendrán acceso al contenido de la propia página). Estas limitaciones afectan tanto a la hora de ser etiquetadas estas páginas con fines analíticos, como para incluir en ellas recursos de terceros. Entonces, ¿AMP sí o no?

Como casi todo en la vida, ni blanco ni negro. Por supuesto, no se puede desaconsejar el uso de este tipo de páginas, que cuentan con un gran número de ventajas, poniendo ante todo la experiencia de usuario en terminales móviles, en un momento en el que el tráfico móvil en muchos sectores supera ya, con creces, al de escritorio en España.

Sin embargo, también puede resultar contraproducente su uso incondicional. Existe cierta tendencia en el mercado actual que parece indicar que AMP es un must, pero ¿realmente es necesario que todas las urls de un site se ejecuten en modo AMP?

Para responder a esto, sobre todo, es necesario valorar qué se quiere incluir en las páginas y en qué grado es importante la experiencia de usuario, y la visibilidad del contenido mostrado y poder, con todo ello, llegar a una solución de compromiso que satisfaga los requisitos del negocio.

En general, es importante tener en cuenta que AMP puede ser mucho más útil en páginas de aterrizaje, landings o contenido puramente informacional, como puede ser el contenido mostrado directamente desde los resultados de búsqueda de Google.

También tomará peso, si lo importante es la visibilidad y la página en cuestión no es exigente en cuanto al uso de CSS, ya que en este tipo de páginas no se pueden utilizar hojas de estilo externas.

Por otro lado, su uso empieza a perder sentido y a desaconsejarse en otro tipo de contenidos, tiendas online o cualquier servicio en el que el usuario necesite realizar un proceso con distintos pasos. Las limitaciones tecnológicas podrían hacer bajar las conversiones e incluso imposibilitar la inclusión de herramientas de terceros, al tiempo que dificultar la medición de las mismas (a día de hoy, simplemente dificulta, pero ya es posible realizar la medición de páginas AMP casi completa con cualquier tag manager y herramienta de analítica – se puede ver un ejemplo en la publicación de mi compañero Dani).

En cualquier caso, lo más importante es tener claro qué y para qué ha surgido AMP, valorar los pros, los contras y no simplemente ‘seguir la moda’.

Determinadas verticales de negocio serán ya, de mano, más susceptibles al uso de páginas AMP, pero en otras quizás nunca cobre sentido en base a los objetivos inherentes a la actividad desarrollada.

Por tanto, no cabe otra conclusión, antes de sumarte a la moda AMP simplemente valora si es el medio para obtener el fin.

Escribe tu comentario

11 − dos =

Navegar