Analítica web
Reflexiones sobre madurez digital, datos y tecnología

Netflix te conoce mejor que tu madre

Se lee en 5 minutos

Dicen que madre no hay más que una. Ese ser humano que ayudó a moldear el rompecabezas de tu mente mediante tu educación desde el nacimiento hasta tu vida adulta. Obviamente, otros factores externos y otros educadores ayudaron a convertir esa masa gris compacta llena de ideas, gustos, sentimientos y pensamientos en lo que hoy es tu querida cabeza. Pero no hay duda que ha sido la figura materna (o paterna) la que más peso ha llevado en esta tarea, y la que la convierten en el mayor conocedor de cómo es tu mente y, por ende, como eres tu…¿o no?

Y aquí arranca el debate, porque… ¿siempre le has contado todo a tus progenitores? No, ¿verdad? Siempre hay algunas cosas que nos guardamos para nosotros. Entonces en realidad esa madre o padre de gran sabiduría, carece de los datos completos. Tiene lo que conocemos por un sample (muestreo de información), ergo podemos afirmar que: no te conoce tan bien como cree.

¿De verdad te conoce bien?
¿De verdad te conoce bien?

Porque si le preguntara a una madre por ejemplo, qué tipo de series le gustan a su hijo, o cuál es su película favorita. ¿Acertaría? Probablemente no. Quizás su último dato almacenado de su hijo sea alguna película de Disney de la infancia o cuando veía Dragon Ball en la televisión. Pero claro, los gustos cambian, las personas se desarrollan y las mentes tienden a madurar.

Pero, ¿y si le preguntamos a Netflix sobre el hijo y los tipos de series que más le gustan o su película favorita? ¡Boom! 90% de posibilidades de acierto. Y con esto podemos reafirmar el título del post. Y no solo sobre gustos de entretenimiento como veremos más adelante.

Netflix te conoce mejor
Netflix te conoce mejor

No podemos culpar a mamá y papá de su desconocimiento, aquí el campeón es Netflix por la cantidad de datos que tiene sobre nosotros. Y a más datos, más precisión, más capacidad de predicción y mayor índice de acierto.

Netflix, una empresa de datos

Netflix más que una compañía de entretenimiento, es ya una gran empresa de data. Su departamento de recolección, transformación, modelado y análisis de datos convierte a los cientos de empleados de su equipo de “Data, Analytics, and Algorithms” en todo un ejército listo para trabajar con la abrumadora cantidad de información recopilada. Veamos algunas de sus escalofriantes estadísticas:

  • Más de 1 billón de eventos al día capturados.
  • Casi 3 PetaBytes de información diaria en el pipeline
  • En peaktime se pueden llegar a registrar 8 millones de eventos por segundo.
Netflix digital data stack
Netflix digital data stack

A sus servidores llega información de cómo interactuamos con el contenido, pero la compañía no escatima en cuanto a la cantidad de datos que analiza. Por ejemplo, algo tan simple como cuándo pausas, si vuelves unos segundos atrás o adelantas el vídeo, en qué tiempo lo dejas de visualizar, si lo abandonas por completo o si continuas en otro momento, los días de la semana que ves contenido, la fecha y hora de visualización, desde qué localización, información de tu dispositivo, o incluso las interacciones y porcentajes del scroll. Y, por supuesto, otras métricas y dimensiones orientadas a contenidos como qué categorías de contenido, el rating, las búsquedas realizadas, los géneros, tipo de catálogo ojeado, histórico e incluso el flujo de visualización entre subgéneros y tipos de vídeo.

Como os podéis imaginar, para trabajar con estos datos es necesario tirar de una muy buena arquitectura de Big Data. No quiero entrar mucho en detalle técnico pero podéis haceros una idea del stack de herramientas que usan.

Arquitectura de datos de Netflix
Arquitectura de datos de Netflix

¿No está mal eh? Veamos qué pueden hacer con todo esto.

Personalización como clave de éxito

Con toda esa info ya procesada se abren dos principales vías por las que el Bussiness Intelligence de Netflix puede avanzar:

  • A nivel de usuario, la personalización de contenidos: tus interacciones, catálogo visualizado, contenido compartido, rating, sistema de amigos y recomendaciones, etc. Aquí es donde Netflix da en la diana, personalizando el contenido de tu versión de Netflix (existen más de 30 millones de versiones distintas como plantillas personalizadas de la plataforma) hasta el punto de customizar cada una de las imágenes de tu catálogo. Es posible que te sorprenda saber que la imagen de encabezado que se muestra para cada vídeo ha sido seleccionada específicamente para ti y que no todos los usuarios ven la misma imagen. Solo el trabajo de personalización daría para un post completo, pero podéis profundizar más con el artículo del blog tecnológico oficial, el cual os recomiendo.
Diferentes cabeceras de la serie Stranger Things
Diferentes cabeceras de la serie Stranger Things
  • A nivel global y de negocio, la producción de contenidos propios: gracias a los algoritmos de machine learning el gigante del entretenimiento aprende cada día de lo que a nivel mundial se ve, ayudando a comprender qué es lo que el público demanda, es decir, qué queremos ver. A partir de ahí arranca todo, sabiendo la combinación de géneros que el público demanda y con el resto de datos que sabemos de cómo se consume video-entretenimiento para cada uno de ellos, Netflix averigua o pronostica qué tipo de serie perfecta puede triunfar y… ¡zas! la produce. Suena sencillo ¿no? Dar al consumidor lo que sabemos que quiere basándonos en datos. Y por el otro lado, ¿algo no nos ha gustado?, ¿la tendencia de un subgénero o de un tipo de contenidos en concreto no es tan buena como se pensaba o, simplemente, han cambiado nuestros gustos e inclinaciones? No pasa nada, cancelamos la siguiente temporada de la serie X.

Y es que sus grandes decisiones de negocio en cuanto a contenidos se basan puramente en los datos, la estadística, probabilidad y puro machine learning.

Tu información en la nube, lo que saben de ti

Volvamos al punto de partida, te conocen mejor que nadie. Han recolectado tanta información de ti que ni te imaginas. No solo a nivel de gustos, inclinaciones e interacciones, sino incluso sobre tu vida: horarios de ocio, días y tipo de contenido, dispositivos y geolocalización, comportamientos sociales con tus amigos, incluso todo lo relativo a las redes sociales (piensa en cada tweet que lleve la palabra Netflix o el título de una serie), etc.

Con todo esto, sumado a otra información de terceras fuentes, han conseguido crear un perfil completo de ti en la nube. Un mapa e imagen de cómo eres como individuo. Mejor incluso que las fichas policiales y médicas, mejor que una descripción de una madre, mejor que tu propio reflejo en el espejo. ¿No te da miedo? Pues quizá debería. No sabemos cómo o dónde acabará esto…

Relax, palomitas y a disfrutar (de momento)
Relax, palomitas y a disfrutar (de momento)

Pero de momento relájate, túmbate, abre la app de la “N”, dale al play, disfruta del entretenimiento más personalizado y sigue retroalimentando “la máquina de aprender de ti”.

 

BONUS: no tengo nada en contra de otras plataformas de streaming de vídeo como puede ser HBO, pero este era un canal que ya producía sus propios contenidos de altísima calidad en la época en la que Netflix enviaba DVDs a las casas por correo postal y que más tarde lanzó una plataforma de streaming. Es la revolución analítica digital + big data la que ha llevado a Netflix a marcar la diferencia con otros competidores y ser caso de estudio de este sencillo post.


*Fuentes de las imágenes: Netflix Tech Blog, Freepik

*Fuentes de referenciaDi LinGirish LingappaJitender Aswani (2018) “Building and Scaling Data Lineage at Netflix to Improve Data Infrastructure Reliability, and Efficiency” Medium Netflix technology blog.

Escribe tu comentario

11 + 4 =

Navegar