Analítica web
Reflexiones sobre madurez digital, datos y tecnología

Abran paso: Herramientas orientadas a la acción

Se lee en 1 minuto

Si hay algo refrescante en el panorama de las herramientas de asistencia a la disciplina de la Analítica Web, eso es la ventaja que nuevos productos, con frecuencia nacidos en imberbes start-ups, presentan frente a los “incumbents” en términos de orientación a la gestión práctica del negocio. Y, por supuesto, el efecto dinamizador que esto tiene sobre los propios fabricantes “tradicionales”.

Del mismo modo que WebSideStory u Omniture nos ofrecieron en su día un soplo de aire fresco hablando directamente de Conversión (y extrapolando el poso técnico de las infumables tablas técnicas de otros productos preexistentes), Google Analytics se atrevió en su momento a hablar de tasa de rebote (sin plantearse el analisis técnico que su obtención exigía en otras soluciones) y aprovechó la orientación a negocio de otro startup, Adaptive Path (y su ) para mostrarnos cruces de datos susceptibles de acción directa, de un modo infinitamente más usable.

Poco a poco, todos los fabricantes han ido aportando algo nuevo, en esa carrera hacia la “acción”. AT Internet nos trajo novedosas visualizaciones de múltiples dimensiones, Webtrends nos asombró con  Insight y Omniture ha reformado por completo sus Dashboards, siempre pensando en presentar información de un modo cada vez más directo, cada vez más susceptible de reacción.

Y este camino hacia el “pret-a-manger” no conoce aún límites. Por detrás han venido productos de análisis de blogs o Twitter que nos hablan en términos de influencia o ruido (y no en permutaciones de métricas sobre “followers” o “retweets“) o soluciones como Convertro para el seguimiento preciso de conversiones. Sus interfaces resultan cada vez más usables y atrevidas en el tipo de análisis que sugieren.

Por supuesto, la distinción siempre tiene que estar clara: Por “alto nivel” que tenga un entorno de análisis o “accionables” que resulten ciertas métricas exportables a entornos de reporting, la recopilación de datos hablará siempre el lenguaje de los propios datos. Y esto es esencial para garantizar su precisión. Es en el análisis (y el reporting que siga) que aporta valor esta abstracción.

Estoy impaciente por saber quién dará el siguiente paso 🙂

Escribe tu comentario

5 × tres =

Navegar