Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

YouTube (rs): Analizando un mercado en auge

Se lee en 5 minutos

El fenómeno YouTube comienza en el año 2005, momento en que sus fundadores subieron el  primer vídeo, ‘me at the zoo’.  De la mano de un ancho de banda más potente en los hogares, se democratizó el acceso al vídeo en la red y facilitó que los propios usuarios se conviertan en verdaderos generadores de contenidos. Hoy en día, es la tercera web más visitada del mundo después de Google y Facebook, recibiendo 300 horas de vídeo por minuto o con tasas de reproducción por encima de 500 años de vídeo diarios en Facebook. De esta manera, YouTube consigue 4.000 millones de vídeos vistos cada día.

broadcast_youtube

En todo este ámbito de social media, ha salido a la luz un mercado lleno de datos, views, plays, milestones…que bien analizado reportará tanto a pequeños productores de vídeo como a importantes compañías que apuestan por su repercusión digital grandes beneficios, de la mano, muchas veces, de agencias de marketing que quieren hacer visibles sus productos. Es, por tanto, una nueva y voraz forma de difusión donde famosos youtubers como ‘holasoygerman’ o ‘el Rubius’ generan millones de visitas en un solo día, con sus canales que cuentan con más de 12 millones de suscriptores. O donde empresas como GoPro o BestBuy llevan a cabo grandes campañas de captación o fidelización.

Y, ¿qué aporta la analítica web en este contexto? YouTube está lleno de datos que bien analizados permitirán dar valor a tus vídeos de cara a las agencias o, estudiar el comportamiento de campañas y su efectividad a través de este medio.

Por tanto, el principal objetivo para entender el potencial será tener conocimiento de cómo YouTube contabiliza las vistas en los vídeos. Si veo mi vídeo un millón de veces, ¿contará como un millón de visualizaciones?

Cuando un vídeo se sube a la red, el siguiente paso es cachearlo en diferentes servidores repartidos por todo el mundo. Esto se hace, por supuesto, para obtener respuestas más rápidas y balancear la carga de tráfico en los nodos, de tal forma que cada vez que se hace una petición de un vídeo, el servidor más próximo dará respuesta y contabilizará una vista en su log local. Posteriormente, estos logs son cotejados a horas fijas para así actualizar el registro centralizado

Hasta este punto todo parece bastante lineal y también que si repitieras visitas a tu vídeo, estas contarían y se sumarían. Pero, ¿qué ocurre cuando se congelan en 301? Cuando un vídeo tiene menos de 300 views, las vistas no son verificadas. Sin embargo, cuando éste supera ese número, YouTube comienza a verificarlas para asegurarse de que son tráfico legítimo y no reproducciones falsas, por lo que verás que tu contador se queda estancado en ese número por unas horas. Tal vez en algún número un poco mayor, si se sincronizan varios servidores con el central de manera simultánea. A partir de este punto, el número de reproducciones aumentará por lotes una vez que YouTube los vaya verificando.

301_youtube

Para contar reproducciones necesitamos saber qué es una reproducción. Se trata de una petición del vídeo realizada por un usuario real. YouTube es bastante esquivo en cuanto a informar cuáles son válidas para ellos y cuáles falsas, ya que, demasiadas filtraciones ayudarían a “hackers” o compañías a inflar sus visitas y hacer más populares sus vídeos. Pero, algunas conjeturas sí podemos sacar por observación. Se sabe que las reproducciones falsas van relacionadas con vídeos con visitas engañosas, títulos poco coherentes y/o miniaturas que buscan atraer miradas. Cuando un vídeo tiene un gran número de visitas que duran pocos segundos después de hacer click, las visitas no son legítimas. Así que si un vídeo es visto en su totalidad por alguien que hace click en él, se cuenta como una sola reproducción. Pero no todas las visitas se reproducen plenamente, ¿no?

Google Ad Sense por ejemplo, sólo funciona con vídeos que son de más de 30 segundos de duración para que el porcentaje de clicks quede registrado. De hecho, algunos vídeos tienen la suerte de con sólo 10 segundos reproducidos ser considerados como reproducción.

Podemos concluir, por ello, que para que se produzca medición, el porcentaje de vídeo reproducido debe ser amplio con respecto a su longitud. El tipo y género del vídeo también es un factor que influye en la medición. Otro importante matiz es que las visitas desde una misma IP se miden con pausas de 6 a 8 horas. Por lo que refrescar nuestra pantalla no ayudará a subir el número de reproducciones. Una persona que se encuentre viendo el mismo vídeo en varias ocasiones, sólo generaría de 3 a 5 visitas al día, después de cruzar el umbral de las 300. Por otro lado, un usuario que es redirigido al hacer click en un vídeo incrustado, contará como una visita. Además, incluir vídeos en tu web que se auto ejecuten mientras el usuario realiza otras operaciones, no ayudará al aumento de tu contador; éstos cuentan como una sola visita.

Desde el punto de vista más técnico también debemos tener unos conocimientos que nos permitan extraer estos datos para, a posteriori, trabajar con ellos y analizarlos, habiendo para esto, dos formas de afrontar este reto. Por un lado, podemos trabajar con el datasource directamente y, por otro lado, podemos optar por hacer una integración web que nos permita que nuestra medición sea mucho más fiable y personalizada.

¿Qué quiere decir todo esto? Ya empiezo a NO entender nada…No es tanto como parece, digamos que existe la versión fácil y la versión más complicada. La versión fácil consistiría en basarnos en los datos que nos aportará la propia fuente, Youtube. Tal y como se explicaba en un post anterior de este mismo blog, ¿Cómo analizar el impacto de mis vídeos de YouTube? YouTube Analytics, se trata de una potente herramienta que permitirá analizar la repercusión de nuestros vídeos publicados. Entre otras también existe la opción, si no nos gusta como los datos se presentan en YouTube Analytics, de utilizar herramientas de reporting como Sweetspot. Este tipo de soluciones aportan un plus de personalización a los datos que YouTube nos facilita. Configurable a través de su Data Builder, Sweetspot realizará llamadas a la API de YouTube, de tal forma que tras configurar los paneles con los iconos o datos que más necesarios te sean, serás capaz de ver y analizar tu tráfico de una rápida pasada.

Por otro lado, la versión más complicada consistiría en realizar integraciones de Google Analytics o Adobe Sitecatalyst, que nos permitan manejar todos los eventos que se realicen en torno a un vídeo de YouTube que se encuentre incrustado en nuestra página. Hay que dejar claro que con esta opción no tendríamos los mismos datos que con las anteriores. No serían los mismos datos que devuelve YouTube sino que, serían eventos personalizados por nosotros que se harían dependiendo de funciones/llamadas que permite la API de YouTube o el Plug-in “media” de Adobe Sitecatalyst también a través de la API. Posteriormente, estos se asocian a variables personalizadas o eventos que nos muestre el reporting de estas herramientas.

¿Empieza a sonar todo muy difícil? ¿Prefieres utilizar sólo YouTube Analytics? ¿O tienes ilusión por saber más y tratar de utilizar herramientas más complejas que te aporten mayores soluciones? ¿Te gustaría tener tus eventos personalizados en tu herramienta de analítica? En próximos posts explicaremos cómo realizar integraciones de vídeos de YouTube con Google Analytics y, también, con Adobe Sitecatalyst.

Escribe tu comentario

diecisiete − 6 =

Navegar