Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Vídeos en directo: nueva tendencia de 2017

Se lee en 4 minutos

Seguro que a estas alturas ya sabes que las redes sociales son la mejor herramienta para humanizar tu marca. Es por ello que cada vez son más las empresas que, de una u otra forma, tienen presencia en redes sociales, sin importar la actividad que éstas ofrezcan. LinkedIN, por su parte, sigue siendo la más utilizada, aunque ya más del 80% de las empresas del Ibex 35 tienen presencia en YouTube y Twitter, y más del 70% en Facebook.

Ahora bien, como cita el viejo dicho popular: “Renovarse o morir” y, precisamente eso, es lo que están haciendo las RRSS con los vídeos en directo. Desde 2013, ha aumentado en un 170% el consumo de vídeos desde dispositivos móviles (Ameet Ranadive).

A pesar de su nacimiento en 2015 a través de Periscope, los vídeos en streaming ya se han extendido como una corriente hacia plataformas como Facebook, Twitter o YouTube. Según la revista Forbes: “2017 será el año en el que finalmente estos vídeos conquisten a más marcas y usuarios que nunca”, así que ya sabes, ¡a ponerse las pilas!

Más del 74% de las grandes empresas tienen ya presencia en la red social Facebook. Desde que el pasado año lanzara la posibilidad de realizar vídeos en streaming, las empresas han encontrado la posibilidad de mejorar su imagen de marca y estudiar los contenidos que resultan más atractivos para su público objetivo. Según un estudio realizado por esta red social, el usuario pasa más del triple de tiempo viendo un vídeo en directo que uno corriente.
A través de Facebook podemos medir el número más alto de espectadores simultáneos (dándonos la posibilidad de saber qué parte del vídeo resultó más atractivo), si las reproducciones fueron con o sin sonido, el grado de retención del público (mediante las reproducciones automáticas o con click), saber el sexo, la edad y la demografía del usuario así como las interacciones de éste con la publicación y el vídeo durante su retransmisión (reacciones, comentarios y número de veces compartido).

El vicepresidente de ingresos de producto de Twitter hablaba acerca de que “los vídeos tienen seis veces más probabilidades de ser retwitteados que las fotos y tres veces más que los GIF”. Está, por lo tanto, más que comprobado que un contenido visual atrae y engancha más rápidamente al consumidor. Twitter también se ha preparado y ha implantado Periscope en su plataforma para poder realizar vídeos en directo (donde el 50% de sus usuarios se encuentran entre los 18 y 34 años, permitiendo así segmentar a las empresas cuyo público objetivo se ubica en ese rango de edad). Ya el pasado mes la jefa de ingeniería de Periscope hablaba acerca de Twitter como “la plataforma por excelencia para que el usuario se informe de todo lo que pasa a su alrededor y en el resto del mundo”; excusa perfecta para que una plataforma como esta cuente con la posibilidad de mostrar historias en tiempo real.
Periscope nos da la posibilidad de medir el número de usuarios que comenzaron a ver nuestro vídeo en directo, el total de personas que lo han visto (tanto durante la retransmisión en directo o en diferido), la suma total de minutos visualizados y la duración de la emisión. Al igual que YouTube (que veremos a continuación), Periscope debería apostar por la analítica y dar la oportunidad de integrarse en herramientas como Google Analytics o Adobe.

Si ya hace poco más de un año nuestro compañero Alberto García nos mostraba cómo monetizar YouTube en este post, ahora que los vídeos en directo son la nueva tendencia en las redes sociales y que el tiempo que los usuarios ven vídeos en YouTube ha aumentado un 60% en tan sólo un año (Ruth Porat), es el momento de saber un poco más sobre YouTube Analytics y sacarle provecho. Esta herramienta nos ofrece estadísticas muy completas para medir de forma más detallada la viralidad de nuestro vídeo, a través del número de espectadores, el máximo de conexiones simultáneas y mensajes por minuto que estamos recibiendo al chat, todo esto durante la retransmisión del vídeo en directo. Entre 48 y 72 horas tras la retransmisión, tenemos la posibilidad de medir el área geográfica y el tipo de dispositivo o sistema operativo utilizados, además de una estimación de visualizaciones cada hora y minuto. Todo esto nos da vía libre para adecuar de una forma más personal nuestras acciones de marketing y mejorar así la experiencia del usuario con nuestra marca. También nos da la oportunidad de conectar nuestro canal con Google Analytics para así completar las métricas que nos ofrece la plataforma. Además de integrar YouTube con GA o con Adobe Sitecatalyst para monitorizar de una forma más completa las interacciones de los vídeos incrustados en nuestra web.

En el mundo de la analítica, y todavía más en el social, el factor humano es el eje principal, sin él no podríamos obtener datos…ni siquiera estimaciones. Gracias a las nuevas tecnologías y el acceso a internet cada vez es más fácil conectar con el resto del mundo, y las empresas son las principales beneficiadas ya que su público objetivo se ha multiplicado vertiginosamente.
Ajustar rápidamente nuestra estrategia promocional, conocer de una forma abismal los gustos y deseos de nuestros consumidores, adaptarse perfectamente a nuestra audiencia, saber en tiempo real si nuestra campaña está funcionando, segmentar tan profundamente…y que todo ello podamos hacerlo a través de una red social pensada, principalmente, para que la gente pudiera conectar entre sí en real time era algo inimaginable hace 10 años. Estamos en la era de la tecnología, cada día avanzando más y más rápido, aprovecha para sacar todo tu potencial y mostrarlo al mundo.

Escribe tu comentario

2 × tres =

Navegar