Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Migración de una herramienta de analítica web

Se lee en 2 minutos

El publicista estadounidense Michael Levine dijo lo siguiente sobre los cambios:

Una oportunidad significa estar dispuesto a entrar en acción. Estar dispuesto a entrar en acción significa estar dispuesto a asumir un riesgo. Estar dispuesto a asumir un riesgo significa estar dispuesto a adoptar un cambio. Luego, oportunidad = acción + riesgo = cambio.

Uno de los mayores cambios que puede haber en analítica web es el proceso de migración de una herramienta de analítica a otra. Puede ser un periodo de incertidumbre dentro de la empresa por el hecho de no saber qué ocurrirá con los datos que se han utilizado hasta ese momento, cómo funcionará el nuevo sistema y si sus empleados se adaptarán a él. Sin embargo, la perspectiva que se debería de afrontar es la de un punto de inflexión. Este tiempo debe aprovecharse para optimizar el rendimiento de los activos digitales de la compañía, con el fin de implementar mejoras y corregir los errores del pasado.

Pero, ¿qué pasos seguir para realizar una migración de la forma más adecuada posible?

  1. Planificación: en una primera etapa, todos los miembros del proceso involucrados (empleados de la compañía, proveedores, etc.) se reúnen de cara a crear, de común acuerdo, un timeline con los hitos más importantes de la migración.
  2. Inventariado: este es uno de los momentos clave del proceso ya que, realizando esta tarea, podemos conocer en profundidad todos los activos de los que dispone la compañía y saber el contenido de cada uno de ellos. Además, es necesaria ya que de esta manera nos aseguraremos de que la nueva herramienta contendrá los mismos elementos que en la herramienta que se va a dejar de utilizar. Desde nuestra perspectiva, recomendamos realizar un inventariado de los siguientes elementos: jerarquía de nombrado de las páginas etiquetadas, eventos, segmentos, métricas calculadas, variables personalizadas, alertas configuradas en la herramienta y los cuadros de mando construidos.
  3. Implementación: los técnicos deben replicar, adaptándose a los requisitos de la nueva herramienta, la medición de los distintos activos digitales que estaban alojados en la herramienta pasada. En esta etapa es muy importante la colaboración entre las distintas partes de la empresa responsable de la migración ya que se definen los nombrados de página, el número de variables a incluir, el momento en que saltan las llamadas de la herramienta, etc.
  4. Comparación: una vez implementada la huella de la nueva herramienta, conviene que, mientras convivan las dos herramientas, se realice un análisis comparativo de datos de ambas con el fin de mejorar las posibles discrepancias. Llegados a este punto, es importante destacar que las dos herramientas más importantes del mercado (Google y Adobe) no contabilizan los datos de la misma manera. Si queréis saber más sobre este aspecto, os animo a leer este artículo de mi compañero Javier Rubio, donde se explican las diferencias entre las sesiones de Google y las visitas de Adobe.
  5. Puesta a punto: el analista encargado de la monitorización de los activos digitales de la empresa debe de realizar, en esta fase, la construcción de cuadros de mando en la nueva herramienta, definición de alertas, replicar los segmentos y filtros de la anterior herramienta, etc. En definitiva, se lleva a cabo la personalización a medida de la nueva huella implementada.
  6. Desconexión: llega un punto en el que hay que decir adiós a la antigua herramienta. Antes de finalizar el contrato con la misma, la empresa implicada debe asegurarse de que ha guardado todos los datos del histórico que le interesan.
  7. Evaluación: finalmente, unos meses después de que la nueva herramienta esté en funcionamiento, se evalúa el rendimiento ofrecido por la misma.

Como comentábamos al principio, los procesos de migración conllevan una gran responsabilidad e implicación por parte de la empresa, pero suponen una importante oportunidad a la hora de dar un paso adelante en el futuro.

Y vosotros, ¿cada cuánto realizaríais una migración en analítica?, ¿qué experiencia tenéis?

Escribe tu comentario

cinco × uno =

Navegar