Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Cómo medir el rendimiento de tu campaña en 2 minutos

Se lee en 3 minutos

Veíamos como a principios de año Brandwatch actualizaba sus recursos para mejorar la experiencia del analista con el desarrollo de los Dashboards Wizard (de los que ya se ha hablado en anteriores posts) facilitando con ellos, no sólo la extracción del dato, sino también el desglose del mismo.

Todo empieza con la creación de una query, es decir, en términos sencillos, el conjunto de páginas que hablan sobre mi marca o sobre un tema concreto. Para ello, utilizamos los Boolean Operators (criterios de búsqueda que la herramienta emplea para mostrar únicamente los datos que nos interesan). Pero no vamos a enrollarnos hablando de queries y booleans, etc., el tema que nos ocupa es el “Dashboard de campañas”.

Una vez tenemos a nuestra disposición toda la información, es hora de crear el dashboard y proceder a analizar los datos. Hablaremos más concretamente del Campaign Tracking, que como su nombre indica, nos dará la información necesaria para medir el rendimiento de nuestras campañas en redes sociales.

Acotar el tiempo de extracción de los datos es muy importante, como también lo es la calidad de los mismos. Brandwatch lo sabe, y por esta razón, a través de sus Dashboards Wizard, nos permite, en menos de 2 minutos, crear tableros con información suficiente para hacer un primer análisis.

Como primer paso, debemos abrir un nuevo dashboard, en este caso, y como ya se ha comentado, nuestro objetivo es el tablero de campañas.

Brandwatch

Se abre una pequeña pantalla con una serie de pasos a seguir para completar la información que la herramienta necesita, con el objetivo de mostrarnos más adelante todos los datos segregados.

  • Indicamos, por una parte, los hashtags o links que personalizan nuestras campañas.

Brandwatch

  • Desglosamos (si fuera de nuestro interés) la propiedad de los posts. Esta posibilidad nos facilita la lectura del rendimiento, teniendo en cuenta no sólo el contenido generado por nosotros, sino también el generado por terceros, así como su feedback.

Brandwatch

Hasta aquí el proceso de creación de nuestro tablero. Como veis, es un procedimiento muy rápido y sencillo que nos va a permitir acceder a toda la información relevante de nuestras campañas.

Ya sabemos que no siempre el número de “RTs” y “Me Gustas” son el objetivo principal de todas las campañas, por lo que Brandwatch nos proporciona una información basada en el feedback de nuestra audiencia. Nos muestra, por un lado, un overview de las últimas 24 horas (muy efectivo para poder identificar posibles crisis casi en tiempo real) y un resumen de la tendencia que está experimentando dicha campaña (para tener, así, la información más relevante a golpe de vista). En los siguientes tabs nos ofrece, al detalle, el sentimiento, las características de la audiencia, nuestro contenido propio y las menciones y búsquedas.

Volumen de menciones

Sentimientográfica 3

 

 

 

 

 

 

Pero, ¿qué pasa si la configuración de nuestro dahsboard no es del todo completa?, ¿y si la información que nos muestra no está lo suficientemente acotada? Para ello se nos facilitan multitud de opciones dentro del propio dashboard, como la edición de nuestra segmentación, el cambio de las fechas e, incluso, la eliminación e incorporación de nuevos tabs o componentes.

Desplegable

Exportar los datos en formato PowerPoint también es una opción, como lo es la posibilidad de exportarlos en bruto en formato Excel o CSV.

Ahora ya estamos preparados para hacer un primer análisis del rendimiento de nuestra campaña, saber si la audiencia es o no la adecuada o, incluso, si nuestro contenido es el apropiado.

La explotación de dicho dashboard tiene distintas aplicaciones, entre las que podemos destacar:

  • Atajar posibles crisis: por ejemplo, si nuestra campaña se interpreta de una forma errónea o incluso ofensiva.
  • Medir con mayor precisión las interacciones y la influencia: no sólo tenemos acceso a las de nuestro propio perfil social sino, también, a la detección y análisis del feedback en plataformas de terceros.
  • Segmentar con mayor profundidad nuestra audiencia: por ejemplo, nuestra campaña puede no estar funcionando de forma correcta a pesar de contar con los KPI’s adecuados, y el problema puede tener su origen en la segmentación de nuestra audiencia.
  • Evaluar el sentimiento: la calidad, en la mayoría de los casos, es mejor indicador que la cantidad. Por eso, el sentimiento va ligado siempre a la imagen de marca. No sólo necesitamos más “RTs”, sino que nuestra marca sea vista con buenos ojos.

Finalizada esta lectura ya debes tenerlo claro, si tienes una o varias campañas que medir, ¡este es tu dashboard!

 

*Fuente de las imágenes: Brandwatch

Escribe tu comentario

5 × dos =

Navegar