Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Estructurando datos asíncronos en Google Analytics

Se lee en 3 minutos

Gracias a la tecnología, podemos decir que casi cualquier actividad puede ser medida. Si echamos un vistazo a nuestro alrededor y nos fijamos en acciones cotidianas, seguro que existen dispositivos lo suficientemente avanzados que nos permitan recopilar datos sobre ellas.

Hoy en día, se puede medir, por ejemplo, el flujo de tráfico de coches en nuestra ciudad, el tiempo meteorológico, la contaminación, nuestra actividad física y, por supuesto, el comportamiento de un usuario en la web.

Tanto en la web como en el resto de casos mencionados, la dificultad de la medición no sólo reside en el método utilizado para llevarla a cabo, sino también en cómo organizar esos datos extraídos de forma que al usuario final le resulte legible, interpretable y útil a la hora de decidir qué acciones llevar a cabo para mejorar aquellos objetivos clave que se ha fijado.

Al final, almacenar una gran cantidad de datos no sirve de nada si no se aprovechan, sería como tener a nuestra disposición un profesor que no sabe transmitir o darle uso a su conocimiento.

imagen_blog_3
Fuente: missionandme.mission-health.org

Explicar una metodología de etiquetado que ayude a estructurar los datos y facilitar la comprensión de los distintos informes que nos ofrecen las herramientas de analítica, podría llevar muchísimo tiempo. Sin embargo, en estas líneas intentaré centrarme en una parte concreta del basto mundo de la medición de forma que la unión de estos pequeños consejos o buenas prácticas nos permitan obtener una medición limpia y fiable de nuestro sitio web.

Una de las herramientas de medición que nos brinda Google Analytics son los denominados eventos. Los eventos de Google Analytics nos aportan información acerca del comportamiento del usuario en nuestra web. El código base para poder hacer el seguimiento de estos es:

ga(‘send’, ‘event’, ‘<categoría>’, ‘<acción>’, ‘<etiqueta>’, <valor>);

Como se puede ver, Google Analytics clasifica los eventos mediante los campos: categoría, acción, etiqueta y valor. Hay que pensar en estos campos como una forma de describir un comportamiento desde su forma más genérica a la más unívoca. A continuación, describiré brevemente el uso de estos campos acompañándolos con un ejemplo que clarifique su función:

Categoría – Este campo se utiliza para guardar el nombre más genérico que le podemos dar al evento a medir. Podría pensarse en “interacciones” como un buen nombre, pero esto implicaría que, bajo esta categoría, colgarían todos los eventos contenidos en nuestra la web.

Hay que buscar un nombre que, por decirlo de alguna forma, trocee a muy alto nivel todas las acciones que se pueden llevar a cabo en la web. Por ejemplo, es muy común que en toda web sea interesante medir los clics en los menús, así que un buen valor a guardar en el campo de categoría podría ser “interacciones con menus”. De modo que otros grandes grupos de interacciones en nuestro site pudieran ser “descargas”, “interacciones con videos”, “interacciones con RRSS” o “interacciones con destacados”. Este campo es obligatorio.

Acción – Este campo es utilizado para asignar un nombre al evento a medir, y debe ser más descriptivo que el utilizado en categoría.

Siguiendo el ejemplo anterior del menú, imaginemos que nuestra web tiene varios menús, uno en la cabecera de la web y otro en el pie. Este campo sería un buen recurso para distinguir sobre qué menú se está interactuando. Un posible valor para la acción podría ser “menu superior” o “menu inferior”, creando de esta forma subcategorías dentro de la categoría “interacciones con menus”.

Además, aunque en el caso de los menús no suele haber una acción distinta al “clic”, es recomendable indicar qué tipo de interacción se está realizando. En este caso “clic:menu superior” o “clic:menu inferior”. Es un campo obligatorio.

Etiqueta – Es el campo que guarda el nombre más descriptivo del evento a medir. Juntando este campo con los dos anteriores, el evento a medir debería identificarse de manera unívoca en nuestra web.

Siguiendo con el ejemplo anterior el valor a guardar podría ser el nombre de la sección clicada en el menú, por ejemplo “noticias”. Es un campo opcional.

Valor – Este campo, al contrario que los anteriores, no guarda un nombre que ayude a jerarquizar e identificar de forma única al eventos. Su función es la de asignar un valor de conversión a este. Es un campo opcional.

El aspecto de nuestro código al medir un clic en el botón superior de nuestra web sería:

ga(‘send’, ‘event’, ‘interacciones con menus’, ‘clic:menu superior’, ‘noticias’, 0.5);

Agrupar correctamente los eventos de nuestro site, nos ayudará a crear informes más limpios y organizados entre la infinidad de datos que se pueden recoger en nuestra web, facilitando de esta manera la tarea de detectar problemas o tendencias interesantes en el comportamiento de nuestros visitantes y, en última instancia, mejorando su experiencia web.

Fuente imagen destacada: iblogzone.com

Escribe tu comentario

seis + 16 =

Navegar