Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Calculate fields en Google Data Studio

Se lee en 3 minutos

Tengo algo que confesar, antes de analista digital, tuve un coqueteo con las letras como redactora. Guardo a buen recaudo, mi pasado ante comunicados de prensa donde aprendí la importancia de comunicar una marca pero, sobre todo, la importancia de documentarse y de aprender sobre lo que se escribe, con curiosidades incluidas, como que el apellido del fundador significa limón en holandés, qué es un árbol de levas, o cómo funciona un motor de cuatro tiempos de un automóvil.

Y es que, sí, de todo se aprende. Incluso de las letras. Y de ahí que siempre me haya apasionado las expresiones, la sintaxis y el poder de la palabra de la escrita. Y sí, la sintaxis, la redacción, afecta al mundo digital, en programación web, en funciones escritas para un tag manager y también… en Google Data Studio.

Ya mi compañero Borja explicó el potencial de la herramienta en este post.

Así que no hablaré de las bondades de su facilidad de representación de datos o de su conectividad con múltiples fuentes. Quizás, y en cierto punto es un poco crítica, cuando profundizas en su uso, echas de menos algunas cosas que son básicas, como que en las tablas pueda representarse totales (algo incorporado recientemente) o que la maquetación, en ocasiones, resulte un poco tediosa en ciertos puntos.

Rompo, no obstante, una lanza a favor de las últimas novedades, como la nueva galería de conectores para conectar directamente a fuentes externas (aún en beta) sin necesidad de recurrir a subidas a Google Spreadsheet.

Pero retomando el inicio de este post, ahondaré un poquito más en uno de los grandes desconocidos de Data Studio, los calculate fields o campos calculados. Como siempre, vamos a explicar de qué se trata 🙂

1.- ¿Qué es un campo calculado?

Un campo calculado no es más que una fórmula que nos va a permitir crear dimensiones y métricas con información contenida en nuestra fuente de datos (ya sea Google Analytics, Google Spreadsheet o cualquier de las que tengamos disponibles para nuestro dashboard).

Con ellos podemos crear fórmulas matemáticas, extraer texto o crear dimensiones personalizadas. Eso sí, deberemos editarlos desde Google Data Studio para que estén disponibles como dimensión o cómo métrica junto al resto de las ya nativas existentes

2.- ¿De qué se compone un campo calculado?

Adivinad…De sintaxis queridos amigos, una sintaxis basada en una fórmula con varios elementos que componen la expresión. Veamos los ingredientes de esta receta

a/ Ingrediente uno: las funciones

Una función, dentro de un campo calculado, nos va a permitir crear una fórmula mágica que nos va a permitir las matemáticas (multiplicadores, divisiones, promedios, etc.), el manejo de texto o transformar fechas entre otros. Además, pueden ser simples o complejas, es decir, funciones que combinan varias funciones.

Un ejemplo de función puede ser por ejemplo la suma de likes, comentarios y shares desde una fuente creada a través de un archivo importado como excel desde Facebook Insights o bien extraído desde conectores como los que comentamos anteriormente.

Google nos ofrece un completo listado de las funciones disponibles en data studio desde este enlace.

b/ Ingrediente dos: el argumento

El argumento es el manual de instrucciones de la función. Es decir, le diremos a la función sobre que queremos que actúe, podremos añadir varias “expresiones de campo” a modo de argumento. Una “expresión-de-campo” es un trocito de texto que nos dará como resultado un nombre de campo de la fuente de datos que estamos usando, es decir, aparecerá y usará el nombre real que tiene en la fuente de datos.

Suelen expresarse bien entre comillas dobles o simples.

c/ El tercer ingrediente: los operadores aritméticos.

Aplicados, generalmente, en la creación de campos calculados basados en número, podremos utilizar los operadores aritméticos básicos de las matemáticas.

¿Los recordáis?

  •  Suma: se usará con el “+”
  • Resta: sustraemos un valor de otro mediante el uso del “-”
  • Multiplicación: usaremos el “*”. Ojo con esto, ya que la “x” no nos servirá para crear multiplicaciones.
  • División: “/” usaremos la barra transversal para plantear divisiones.

A la hora de combinar varias funciones aritméticas, podremos hacer uso de los paréntesis para crear grupos de operadores matemáticos.

3.- ¿Qué nos va a devolver un campo calculado?

Básicamente, dependerá de lo que queremos hacer. Va a depender del tipo de campo calculado que realicemos. Los campos calculados que requieran de una operación numérica, nunca nos van a devolver texto, al igual que si establecemos un campo de texto, nos devolverá una dimensión y no una métrica.

4.- ¿Cómo se vería un campo calculado?

En la siguiente imagen vemos un campo calculado, donde se está calculando la tasa de registro. El nombre es personalizable, no así el id de la métrica – en este caso – ya que se asigna automáticamente. Como vemos, se está realizando un acumulado del total de cursos sobre el total de registros.

Ejemplo de campo calculadoFuente de la Imagen: Google

¿Y tú?, ¿ya usas calculate fields en tus dashboards?

Escribe tu comentario

19 − Trece =

Navegar