Analítica web
Reflexiones desde el mercado español de Analítica Web

Analítica web: ¿cómo presentar los datos? II

Se lee en 3 minutos

La analítica web lleva en sí un gran trabajo en la  correcta recopilación y análisis del dato, pero ¿Cómo es de importante saber cómo presentar los datos? Pues es vital para nuestro éxito como analistas.

Como ya comentamos en el último post, todo el trabajo que hemos hecho analizando los datos, puede quedar en nada si no sabemos cómo presentar toda esa información.

En este post, nos vamos a centrar en cómo debemos mostrar los datos a nuestros clientes y/o diferentes departamentos a los que nos dirigimos:

Focalízate en los datos más relevantes y no abrumes con datos irrelevantes

Como analistas, podemos sacar cientos y cientos de datos acerca del usuario: cuántas páginas ha visto antes de añadir un producto al carrito, por qué fuente de tráfico ha llegado, si es usuario PC o mobile…un montón de métricas y de posibilidades que podemos obtener y analizar. Pero ¿qué información demanda nuestro cliente?

Por poner un ejemplo, a un Director de Marketing de una gran compañía le puede resultar importante qué volumen de su site es móvil, incluso qué modelo de dispositivos acceden a él, pero saber la versión del sistema operativo, es posible que no le aporte información útil. En cambio, al departamento responsable de la app de la compañía, puede resultarle útil de cara a seguir trabajando con versiones más antiguas de un sistema operativo (según el volumen de usuarios).

Es muy importante no sólo saber a qué público te diriges, sino también dar la información necesaria y demandada. A veces tendemos a dar información de más, de alguna forma para “justificar” un gran esfuerzo de trabajo y que quede reflejado de alguna manera, pero lo único que podemos provocar, es que nuestros informes pierdan interés y que quien lo reciba no sepa ni por dónde empezar a ver los datos.

Escucha a quien demanda información

Al cliente o departamento a los que enviamos nuestros informes, hay que escucharlos y conocer qué datos necesitan. ¿Obvio no? Pues a la hora de ponerlo en práctica no suele ser tan claro.

En relación a lo que comentamos en el punto anterior, es muy importante saber a quién nos dirigimos y saber qué información demandan. Saber adelantarnos a lo que necesitan y facilitarles la información relevante para ellos, hará que nuestros informes y nuestro trabajo sean considerados de vital importancia.

Dashboard

Los dashboard permiten realizar un seguimiento y un control de  los datos del negocio, para transformarlos en conocimiento para el negocio.

Para que esos datos se transformen en conocimiento, es muy importante aportar conclusiones e insights que estén apoyados en el dashboard.

De esta forma, evitaremos que nuestro interlocutor pueda “perderse” con tanta información y reciba el conocimiento que necesita, siempre apoyado en los datos, es decir, nosotros aportamos valor con los insights que hemos obtenido, apoyándonos en el dashboard al que podrán también acudir si quieren ver algún dato más en detalle.

Visualización de los datos siempre que aporten valor

Pintar los datos en un gráfico puede ayudarnos a nosotros a la hora de realizar el análisis, como a reforzar nuestras conclusiones, siempre que se utilicen de manera oportuna, es decir, que aporte valor.

Por ejemplo, si un evolutivo mensual / diario, apenas presenta variaciones y se muestra estable, salvo que el cliente lo demande, no aportará gran valor. En cambio, si detectamos una variación importante, si que podemos considerar mostrarlo de forma gráfica, de cara a que destaque mucho más. Eso sí, deberemos buscar las razones de por qué dicha variación.

Información = recomendación

Una vez presentados los datos, ¿Nos quedamos ahí? No, debemos hacer recomendaciones en base al análisis de la información.

Si presentamos los datos de manera óptima: poniéndolos en contexto y situación para que nuestros interlocutores se pregunten ¿Qué debemos hacer?. Ahí es donde entran nuestras recomendaciones como analistas.

Acción y recompensa

Esto está muy relacionado con las recomendaciones que debemos hacer. Toda recomendación debe llevar a una acción por parte del cliente. Además, si transmitimos que dichas acciones traen consigo “recompensas” (aumentar la facturación, el pedido medio por cliente…) será más fácil que sigan nuestras premisas y las lleven a cabo.

En resumen, lo más importante a la hora de presentar los datos son las conclusiones o insights que saquemos a partir de estos.

Podemos apoyarnos en elementos gráficos siempre que aporten valor y sirvan para reforzar nuestras conclusiones.

Y siempre, nuestras recomendaciones deben llevar a la acción por parte del cliente, de cara a que nuestros análisis aporten un valor añadido a su negocio.

De esta forma, nuestro trabajo tendrá un peso importante a la hora de tomar decisiones de negocio.

1 Comentario

  1. Es cierto que se tiende a abrumar al cliente con datos que son claramente innecesarios. También es cierto que existe clientes que prefieren ver muchos datos ya que piensas que eso es que se ha trabajado.
    Como bien dices lo importante es ver las necesidades de información y de recomendación que te pueda aportar el cliente.
    Buen articulo y no siempre más es mejor.
    Saludos

Escribe tu comentario

8 − siete =

Navegar